Tim “Timmy” Lincecum Extraordinario: Lanza Un Juego Sin Imparables, Sin Carreras Contra San Diego

  • By Mauricio Antonio Flores Hernández

  • Updated: July 14, 2013

Tim Lincecum, Buster Posey, Brandon Belt, Pablo Sandoval

Tim “Timmy” Lincecum Extraordinario: Lanza Un Juego Sin Imparables, Sin Carreras Contra San Diego

Por Mauricio Antonio Flores Hernández

La noche del sábado 13 de julio será una inolvidable noche para los aficionados al béisbol, especialmente de los Gigantes de San Francisco. Tim “ The Freak” Lincecum lanzó un increíble juego en el cual no le conectaron inatrapables y tampoco le anotaron carreras.  Además, contó con un respaldo ofensivo grande y de esa forma los Gigantes de San Francisco ganaron 9-0 a los Padres de San Diego.

El equipo de la bahía se puso al frente desde muy temprano cuando anotaron su primera carrera en el primer episodio contra el abridor de los Padres Edinson Volquez. Con dos outs y nadie en las colchonetas, Buster Posey dio un imparable y Pablo Sandoval siguió con un doble (11) remolcador en una línea al jardín derecho, anotando Posey.

Los Gigantes volvieron a la carga en el cuarto cuando anotaron tres carreras. Buster Posey abrió las acciones conectando un batazo al jardín izquierdo que fue reglamentado doble (27) y alcanzó la tercera cuando Pablo Sandoval golpeó un doble(12) en un elevado al jardín central. Hunter Pence impulso a Posey al plato cuando dio un roletazo al cuadro y en la jugada Sandoval avanzó a tercera. Brandon Belt siguió con un cuadrangular (10) en un elevado al jardín derecho, remolcando par de anotaciones.

En el quinto, los Gigantes agregaron cuatro anotaciones. Tim Lincecum comenzó la entrada recibiendo un boleto gratis y llegó a segunda cuando Buster Posey conectó un sencillo al jardín izquierdo. Las bases se congestionaron cuando Pablo Sandoval golpeó un imparable al jardín central. Hunter Pence vino al cajón de bateo y dio un triple (4) al jardín central  barredor de las bases, impulsando tres anotaciones. Brandon Belt siguió con un inatrapable en una línea al jardín central, anotando Pence. Finalmente, Edinson Volquez salió de complicaciones dominando a  Kensuke Tanaka en un batazo al cuadro.

Por su parte Tim Lincecum estaba tirando un gran juego durante los primeros cinco episodios. Solamente dos hombres se le habían embasado: una base por bolas a Chase Headley en el primero y un golpe que le propinó a Jedd Gyorko en el segundo. Desde ese momento retiró a doce bateadores de manera consecutiva entre ellos nueve ponches, de los cuales abanicó a seis contrarios de manera consecutiva. Fue hasta en el sexto que los Padres de San Diego volvieron a embasar corredor cuando Everth Cabrera recibió un boleto gratis. Cabrera avanzó a la segunda por un robo (33) de base mientras Alexi Amarista abanicaba el tercer strike. Con Chase headley bateando, Lincecum lanzó un tiro descontrolado y eso le dio la oportunidad a Everth Cabrera de llegar a tercera. Finalmente, Chase Headley fue caminado y la tensión, nerviosismo y expectaciones crecieron en ese momento. Tim Lincecum se enfrentó a Carlos Quentin y lo puso fuera en una línea al campo corto.

Pablo Sandoval

En el séptimo, Tim Lincecum retiró a los primeros dos bateadores del episodio sin complicaciones. A continuación,los Padres de San Diego enviaron al bateador emergente Jesús Guzmán a enfrentarse a Tim Lincecum y Guzmán dio un batazo profundo a la tercera base de los Gigantes Pablo Sandoval quien hizo una excelente jugada y puso fuera al corredor Guzmán con un tiro certero a primera y de esa manera preservando a Tim Lincecum el juego sin hits y sin carreras.

En el octavo, los Padres enviaron al montículo a Joe Thatcher en sustitución del relevista Tim Stauffer y los Gigantes de San Francisco anotaron su novena carrera del encuentro. El primer bateador del episodio Hunter Pence golpeó duro la pelota y la envió  a las graderías ubicadas entre los jardines derecho y central para apuntarse un cuadrangular (14) solitario.

Hunter Pence

En la parte baja de la entrada, Tim Lincecum puso fuera a los primeros dos bateadores y entonces le concedió una base por bolas a Everth Cabrera. Y entonces vino al plato Alexi Amarista quien dio un batazo al jardín derecho con todas las trazas de un imparable, sin embargo, el jardinero derecho de los Gigantes apareció de la nada y se tiró al suelo en busca de la pelota e hizo la jugada defensiva de la noche, salvando el no hits a Tim Lincecum y siendo ovacionado por los aficionados en el Petco Park de San Diego, California.

Y entonces vino el momento cumbre del partido: la parte baja del noveno y todos los principales canales deportivos de los Estados Unidos interrumpiendo su programación regular para retransmitir la señal proveniente de San Diego. Los aficionados y jugadores de ambos equipos se miraban con una tensa calma en sus rostros esperando el desenlace del drama. Tim Lincecum subió al montículo en control de la situación haciéndonos por un momento recordar al Tim Lincecum ganador de dos premios Cy Youngs en el 2008 y 2009 como el mejor lanzador de la Liga Nacional y parte integral de los dos campeonatos conseguidos en el 2010 y 2012 por los Gigantes de San Francisco. Lincecum se enfrentó al primer bateador del episodio Chase Headley y lo abanicó rápidamente para su ponche propinado número 13 de la noche. A continuación, Carlos Quentin vino al cajón de bateo y fue puesto fuera en un elevado al jardín izquierdo. En ese momento todos los aficionados presentes en el estadio se pusieron de pie y se prepararon para presenciar el primer juego sin hits ni carreras en el estadio Petco Park, el cual fue inaugurado en el 2004. Lincecum estaba cerca de la hazaña y el bateador Yonder Alonso golpeó un elevado al jardín izquierdo y Gregor Blanco el jardinero izquierdo de los Gigantes capturó la pelota y con ese out Tim Lincecum inscribió su nombre en libro de los inmortales. Y la celebración del equipo fue grande en apoyo de su querido “Freak” Lincecum quien ha experimentados muchos problemas monticulares en las dos últimas temporadas. Todo eso se fue al olvido por está noche.

Tim Lincecum

Tim Lincecum (5-9, 4.26 de efectividad) le regaló una noche mágica a los más de 40,000 aficionados presentes en el estadio, una noche que guardarán por siempre en sus corazones y su memoria. Que una noche para todos. Lincecum lanzó nueve entradas completas otorgando cuatro boletos, golpeando un bateador y propinando 13 ponches mientras lanzando una carrera alta de 148 lanzamientos: 96 strikes y 52 bolas. Y lo más importante es que no permitió imparables y tampoco le marcaron carrera. Este constituye el no hits número siete lanzado por un picher de los Gigantes de San Francisco desde que se movieron a la ciudad en 1958. Yes además el número quince en la historia de la franquicia.

Después del partido, Tim Lincecum agradeció a sus compañeros de equipo por el apoyo brindado, especialmente a Pablo Sandoval y Hunter Pence con sus jugadas defensivas. Por su parte, el manager del equipo Bruce Bochy se mostró y expresó muy contento por la labor de Lincecum llamando “una especial noche” a lo acontecido en el partido.

El cuarto y final juego de la serie será el domingo 14 de julio en el Petco Park, San Diego, California y está programado a comenzar a las 1:10 PM (tiempo del Pacífico) buscando los Gigantes como barrer la serie. Barry Zito (4-6, 4.62 de efectividad) abrirá por los Gigantes mientras Eric Stults (7-7, 3.50 de efectividad) será el encargado por los Padres de San Diego.

Además, pueden seguirme en mi cuenta en Twitter en @maanfloher.

Y por favor denle “LIKE” a mis artículos. Gracias.